DEL PEDESTAL A LA CONVIVENCIA HAY UNA LLAMADA

Los días se iban convirtiendo en semanas con una facilidad que a ella le parecían tan increíbles, tan fáciles que no se planteaba la vida más que con él. Cuando tenía que ir a rehabilitación era él quien le llevaba a la ciudad, y si tenía que ir por cualquier otro asunto como una entrevista…